Transformar nuestra ropa es más fácil de lo que muchos piensan, sólo se trata de tener un poco de creatividad y paciencia para que el resultado sea el esperado. De esta manera, podrás dar una segunda vida a aquellas prendas que en algún momento te encantaron, pero poco a poco han perdido su esencia por el pasar de los años.

Dentro de las transformaciones más fáciles de hacer en casa y sin necesidad de tener máquina de costura ni grandes conocimientos al respecto, está el convertir tus jeans viejos en shorts que lucirán como nuevos, con la diferencia de que no gastarás ni un centavo.

¿Qué necesitas?

Tijera con buen filo para cortar tela

Brochita o escobillita para deshilachar el short

Una tina o envase lo suficientemente grande para sumergir el short

1 taza de lejía o blanqueador de ropa

1 taza de agua

Ahora sí, paso a paso para transformar tus pantalones en shorts

  1. Ubica tu pantalón en una superficie plana para hacer el doblez por la mitad, como si los fueras a guindar en tu closet, esta vez, para hacer el corte según la altura que prefieras en el short. Trata de que ambas botas queden lo más derechas posibles.
  2. Una vez lo tengas cortado, debes empezar a deshilachar ayudándote con la escobillita hasta sacar algunos flecos. Ahora bien, si prefieres que tus shorts tengan un corte recto, omites este paso.
  3. Luego, debes usar la tina y depositar una taza de lejía y una de agua. Ya que se trata de un líquido tan fuerte, te recomiendo ser muy cuidadosa en este paso y evitar el contacto directo con el agua.
  4. Sumerge el short poco a poco empezando con el corte que va en las piernas hasta ir bajándolo, de manera de que te asegures de que el líquido penetre uniformemente en la tela y no queden manchas o partes irregulares. Dependiendo de qué tanto blanco desees tener en el short, vas sumergiendo.

En mi caso, yo quería prácticamente cubrirlo completo de color blanco, así que lo sumergí casi en su totalidad, a excepción de la parte de arriba donde se ubica el botón. Para hacerlo, me ayudé con la punta de una tijera para no tener contacto directo con la lejía.

  • Al estar completamente sumergido, lo dejas reposar por hasta 4 horas. Sin embargo, es muy importante chequear a las 2 o 3 horas para asegurarte de que todo esté bien y que vaya tomando el color deseado. Además, no debes exceder este tiempo para evitar que la lejía actúe directamente sobre el tejido y lo debilite.
  • Transcurrido el tiempo, ya tu short habrá tomado el color deseado y sólo tendrás que lavarlo con abundante agua para eliminar por completo el olor a lejía.
  • Finalmente, ya seco el short puedes probártelo y agregar algún corte para darle un poco más de estilo, según prefieras.

Como ves, transformar jeans en shorts es realmente fácil y no necesitas nada que no tengas en casa.

¿Te animas a probar?

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *